Os voy a hablar de algo que ocurre más frecuentemente de lo que pensamos.

Si cuando te levantas por las mañanas sueles tener síntomas de haberte mordido la parte interior de las mejillas (revisa si tienes una especie de linea, llamada «linea alba», ligeramente abultada y de color mas claro que las recorre en sentido horizontal), si además te sueles levantar con dolor de cabeza o tensión en los músculos de la mandíbula, tus dientes están desgastados, podrías estar presentando síntomas de Bruxismo.

 

Rechinar o apretar tus dientes es evidencia suficiente para hacerte una revisión y, aunque no se conocen con exactitud las causas del Bruxismo, si existen factores asociados al tipo de Bruxismo.

 

Puede clasificarse en Bruxismo diurno con factores originarios tales como:

  • La ansiedad.
  • El estrés.
  • La ira.
  • La frustración.
  • La tensión.
  • Un hábito de concentración.
  • Incapacidad de relajarse.

 

 

 o Bruxismo nocturno asociado a factores tales como:

  • Estrés, ansiedad, ira y frustración.
  • Tener una personalidad competitiva, agresiva o hiperactiva.
  • Efecto secundario de medicamentos antidepresivos.
  • Consumir bebidas estimulantes como café o alcohol.
  • Consumir cierto tipo de drogas.
  • Casos de bruxismo en la familia. 

 ¿Qué debemos hacer si nosotros, o alguien de nuestro entorno familiar, tenemos estos síntomas? Pedir cita a nuestro odontólogo. En la clínica dental te realizarán un correcto diagnóstico y propondrán un tratamiento sencillo que te ayudará con este problema.

¡Feliz día!